El proceso de fabricación de un ventilador

México acaba de recibir el 4 de Mayo su noveno avión procedente de China con insumos; mascarillas quirúrgicas, goggles, caretas protectoras, mascarillas KN95, guantes de exploración, entre otras cosas, pero, ¿cuántos ventiladores han llegado?.

Todos nos hemos enterado que los ventiladores son algo esencial para tratar pacientes graves de COVID-19 y que si no hay ventiladores suficientes esta tragedia puede ser aún mayor, pero poco sabemos de la complejidad de este instrumento y las características que debe poseer.

Empezamos con la diferencia entre un respirador y un ventilador. Un respirador es un dispositivo que se utiliza para tratar de eliminar las partículas del aire para no respirar un virus y el ventilador es una máquina que ayuda al paciente a respirar.

Desde febrero pasado esto se ha convertido en una especie de “Hackathon” para desarrollar ventiladores donde el tiempo está en contra nuestra y, la colaboración y el conocimiento son nuestro mayor aliado.
La emergencia sanitaria que se expande por el mundo obligó a los fabricantes de estos instrumentos a trabajar a marchas forzadas para intentar suministrar este producto a nivel mundial, y el cual ha ocasionado conflictos entre países o ventas con sobreprecio.

Los ventiladores han inspirado a muchos a sacar su creatividad intentando dar una solución rápida a este problema, sin embargo muy pocas soluciones han sido funcionales ya que al ser un instrumento de grado médico la complejidad es mayor, lo cual obligó al gobierno a publicar el 6 de abril un documento con los requerimientos mínimos necesarios para ventiladores de cuidados intensivos.

El pasado 31 de Marzo la empresa Medtronic con sede en Minnesota, EE. UU fabricante de instrumentos médicos liberó la patente de uno de sus ventiladores el Puritan Bennett 560 (PB 560) con la finalidad de aumentar la producción global de soluciones de ventilación para la lucha contra COVID-19.
Al revisar la documentación liberada efectivamente venía todo, pero decir todo no quiere decir que sea sencillo, en la liberación de los archivos vienen mas 190 modelos 3D, 10 archivos de manufactura, 115 archivos de diseño de partes mecánicas, 244 archivos asociados PCB, 7 esquemáticos electrónicos, 129 archivos anexos y muchas cosas más.

Está claro que aunque nos faciliten cierta documentación, sigue siendo tarea difícil, sin embargo, después de un mes ya se tiene algo físico, estamos en el proceso de fabricación del prototipo y a una semana de poder hacer pruebas, las cuales esperamos que nos lleven a empezar la producción y poder compartir más información.